Se supone que como las latinas están rodeadas de sementales no necesitan tener otros amantes de otras razas, pero esta mexicana, que no andaba muy contenta con los tíos que le habían tocado, se fue de turista a USA, con la única intención de follar mucho y comparar experiencias.