Durante más de diez años mi cuñada tuvo un novio que al final la dejó sin llegar a nada con ella, y ahora con 40 ya parece haber perdido las ganas de buscar una relación seria; pero lo que no ha perdido para nada son las ganas de follar, y yo, siempre alucinado con sus tetas que mi mujer no tiene ni de lejos, no pude dejar de darle una alegría a la solterona.